Cómo le ayuda una mentoría a tu carrera en estos tiempos de cambio

Por Ingrid Medina

Hace unos 15 años, cuando tuve mi primera entrevista con el cotizado headhunter Korn Ferry, yo llevaba 9 años creciendo en la misma empresa. 

Su director general concluyó en nuestra entrevista: “estoy seguro de que tienes un mentor ¿verdad?”. Yo no entendí qué quería decir, pero dije que sí. Tampoco sabía lo importante que sería en mi carrera profesional y vaya que sí lo fue. 

El mentoring no es nada nuevo. Muchas mujeres y hombres líderes confirman lo afortunados que han sido de tener un mentor, que a veces ha sido su jefe y otras veces no, el cual les ha compartido desinteresadamente su experiencia en temas de estrategia, ejecución, liderazgo, ciclos de negocio, manejo de situaciones difíciles, entre otros.

Las generaciones emergentes han decretado que ya no quieren jefes, quieren mentores. La razón es que la relación jefe-subordinado tiene una connotación de comando y control y esto tiende a ser un concepto obsoleto. Ahora, más que nunca, estamos aprendiendo a valorar el propósito en la ecuación de una carrera y para esto se requiere entender a los empleados primero como personas.  

Un mentor ve posibilidades, permite el intercambio de perspectivas en un entorno seguro y observa el talento del mentee. Los cambios que estamos viviendo nos demandan aprender rápido, el mentor puede ver donde están las fortalezas y las debilidades del mentee, escoge cómo impulsar las fortalezas para que se vuelvan infinitas y muestra los desafíos personales que ha vivido para ser empático ante las debilidades del mentee

Un mentee ve al mentor de igual a igual, platica sus muchas perspectivas sobre los negocios, sobre sus aspiraciones de carrera, de contribución y de propósito. Muestra la importancia de la conexión social para acercar a las personas y las oportunidades de negocio usando la fluidez digital. Estará muy interesado en saber el cómo se hacen las cosas, sin embargo, será necesario que aprenda primero a escoger sus batallas y aquí es en donde tendrá un role model, puesto que el mentor ya pasó por allí.

Ambos, mentees mentores de los pasados programas de mentoring del WICT, nos reportan que esta nueva relación de mentoría les ha permitido seguirse entrenando en la colaboración intergeneracional, les ha ayudado a tomar mejores decisiones de negocio y a ser mejores personas en el contexto del trabajo para beneficio de sus carreras. Qué más se puede pedir. 

Para postularse como MENTOR MENTEE escribe a wictsementoring2020@gmail.com con copia a contacto@wictmexico.org con el subject Programa Mentoría y adjunte la aplicación correspondiente. El programa está abierto a miembros masculinos y femeninos de WICT Latinoamérica.
Las aplicaciones se recibirán hasta el 29 de mayo.

Por: Ingrid Medina para WICT México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *